Rafael Molina, el especialista de cine que recuperó Fort Bravo

Rafael Molina ha estado vinculado al mundo del cine desde su juventud. Durante 25 años ha trabajado como doble y especialista en películas y series como “Las aventuras del joven Indiana Jones” o “Curro Jiménez”. Su trabajo y pasión por el cine western lo llevaron a adquirir hace treinta años Fort Bravo, un poblado del oeste en mitad del desierto de Tabernas (Almería). Éste sirvió como decorado de diversas películas del género en los años sesenta y setenta. Actualmente se sigue utilizando como un plató para rodajes aunque también está abierto para los visitantes. Rafael asegura que Fort Bravo es “como un museo viviente para la historia del cine” y que va a seguir rodando allí “aunque sea en una silla de ruedas”.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *